Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

“Utilizamos cookies propias y de terceros, con finalidades analíticas, publicitarias y elaboración de perfiles, recabando para ello los datos necesarios como hábitos de navegación del usuario. Puedes acceder a más información aquí”

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Ángel Villafranca: “Una guía para ayudar a aquellos que quieren hacer las cosas bien”

Ha tenido lugar la firma del Código de Buenas Prácticas, previsto en la Ley 12/2013 de Medidas para la Mejora del Funcionamiento de la Cadena Alimentaria (LCA), concluyendo así los trabajos de elaboración del mismo, tras la aprobación del texto del Código por parte del pleno del Observatorio de la Cadena Alimentaria.

Este Código es la parte de auto-regulación que complementa las disposiciones regulatorias, (prohibiciones de prácticas abusivas, régimen sancionador y autoridad de control -AICA), establecidas por la Ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria. Con la firma se cierra todo el proceso de aplicación de la Ley, estando ya plenamente operativos todos los instrumentos previstos en la misma.

Tal y como ha destacado el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias, Ángel Villafranca, esta firma “es el principio de una nueva etapa, el Código es un buen instrumento que contribuirá a mejorar las relaciones comerciales en la cadena alimentaria. Es el mejor Código posible, teniendo en cuenta que era preciso que fuera acordado por todas las partes producción, cooperativas, industria y distribución”.

Villafranca ha reiterado que “se trata de un Código voluntario, por tanto, es una guía para ayudar a aquellos que quieren hacer bien las cosas; para los que están buscando siempre las triquiñuelas intentando sacar ventaja de la relación comercial, está la Ley y la AICA, las autoridades competentes de las Comunidades Autónomas y los tribunales, pero no un Código voluntario”.

A partir de este momento, los operadores de la cadena alimentaria que lo deseen deberán solicitar por escrito su adhesión al Código, y sus relaciones comerciales deberán ajustarse a los principios y reglas que contiene y a la utilización de los sistemas de resolución de conflictos que puedan surgir en dichas relaciones, siguiendo los procedimientos que el propio Código establece.

Por otra parte, Villafranca ha señalado que “este Código hubiera sido inaceptable si no fuera el complemento de la parte regulatoria y de control”. También ha destacado la creación de la Comisión de Seguimiento que “nos va a permitir evaluar el funcionamiento del Código, su grado de implantación y cumplimiento y, en su caso, proponer modificaciones”.

El documento recoge 50 cláusulas, y su éxito o fracaso va a depender en buena medida del número de operadores que lo suscriban. Por ello, desde Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha se recomienda a las cooperativas que los suscriban para contribuir a mejorar la relación con sus clientes y proveedores.

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha valora el trabajo de todas las instituciones y organizaciones representativas que han participado en la negociación del contenido del Código el MAGRAMA, ASAJA, COAG, UPA, Cooperativas Agro-alimentarias de España, de la industria, FIAB y de la distribución -ASEDAS, ACES, ANGED, así como el MINECO y las CCAA.


Etiquetado como:

noticias-integracion