Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

Las organizaciones profesionales agrarias ASAJA, COAG y UPA y Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, han trasladado al presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Antonio Yáñez Cidad, algunos de  los argumentos sobre los que se sustentan las alegaciones presentadas al borrador del Plan Hidrológico del Tajo, solicitando, entre otras medidas positivas para los regantes castellano-manchegos afectados por el Plan de cuenca del Tajo, que las concesiones de agua sean reasignadas de manera eficaz anualmente para su aprovechamiento.

El presidente de la Confederación, admitiendo la incertidumbre de los datos de los acuíferos de la zona del Algodor y Sonseca (Toledo), manifestó que cualquier propuesta sobre los caudales ecológicos se están estudiando.

También se trasladaron asuntos relacionados con la fiabilidad de los datos de partida para cuantificar los recursos disponibles, la existencia de una red de control de niveles piezométricos suficiente y las razones objetivas para declarar como sobreexplotadas algunas masas de agua subterránea, además del motivo de los retrasos en la resolución de solicitudes de aprovechamiento.

Respecto a los medios disponibles, desde la Confederación se señaló que “habrá que ampliar una red piezométrica que nos lleve a mejorar los datos sobre las existencias y su aprovechamiento”.

Por su parte, el portavoz de Agua de Cooperativas Agro-alimentarias, Julio Bacete,  volvió a trasladar la necesidad de trabajar en conjunto porque “la única solución a la sequía para la producción agraria son  las aguas subterráneas. En sequía vemos que las aguas  superficiales se están secando, pero no conocemos bien el potencial de las aguas subterráneas, por lo que es imprescindible tener estudios rigurosos que permitan compatibilizar la agricultura y la ganadería con la sostenibilidad.

La declaración de sobreexplotación no se debería realizar de manera preventiva, sino basándose en estudios fiables. Por ello, para no llegar a la situación de sobreexplotación, se deberían realizar los estudios a la mayor brevedad, ya que la producción agraria no aguantaría un ciclo de planificación más, seis años, con incertidumbre acerca de la disponibilidad de agua.

El secretario de UPA Castilla-La Mancha afirmó que “es importante saber que no se cierra la posibilidad de concesión a los regantes de esta zona y que sería un conflicto que haya gente que se quede fuera de esas concesiones”. Morcillo apostilló que “veo que es un hecho que hay voluntad y que las revisiones de disponibilidades anuales deben de garantizar esas concesiones a agricultores y ganaderos”.

El secretario general técnico de Asaja, Arturo Serrano “ha criticado el aumento de los caudales ecológicos y las reducciones en las dotaciones de los sistemas de Henares y Alberche. Además, no se aporta ninguna alternativa, sino una disminución año tras año de las dotaciones a consumir por los regantes, todo ello sin plantear ninguna propuesta de modernización de regadíos”. También se ha referido a las conexiones de los ríos Sorbe y Bornova.

Esta reunión se enmarca en el conjunto de encuentros que las OPA`s y Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha están teniendo con las distintas confederaciones hidrográficas que afectan a la región, habiéndose celebrado otras anteriores con el director general del agua, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Democrático (MITECO), Teodoro Estrela, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Samuel Moraleda. El objetivo es trabajar sobre las alegaciones formuladas por las organizaciones a los borradores de Planes Hidrológicos, y corregir una situación que, a juicio de las OPAs y Cooperativas, no tiene en cuenta los intereses del sector agroalimentario en Castilla-La Mancha.