Cooperativas agro-alimentarias Castilla-La Mancha Avenida de Criptana, 43 13600 Alcázar de San Juan - Tel: 926545200

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha conseguido la certificación EFR (Empresa Familiarmente Responsable) que otorga la Fundación MásFamilia para reconocer la labor de la empresa en la promoción de medidas que favorecen el bienestar y el equilibrio laboral y familiar de las personas que forman parte de su equipo. De este modo, Cooperativas se convierte en la primera Federación de Cooperativas en España en conseguir un sello de calidad de este tipo.

Prestigiosa certificación a nivel nacional

Empresas a nivel nacional que ya disfrutan entre su plantilla de estas medidas son BBVA, Caixabank,  IESE Business School de la Universidad de Navarra, Mutua Madrileña, Naturgy, Mahou San Miguel, Fundación Once, Lactalis Puleva, Arias, etc.

 “Las empresas socialmente responsables deberían marcar el camino del resto de organizaciones de su entorno”, señala el presidente de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha, Ángel Villafranca. “Nuestra organización así lo considera; el compromiso con nuestra plantilla, con nuestro Consejo Rector, con el cooperativismo y la sociedad en general nos impulsa para continuar trabajando, con el objetivo de mejorar y, al mismo tiempo, marcar el camino a seguir por las empresas que tienen la necesidad de retornar valor social”.

Datos que avalan este compromiso, no solo en materia de conciliación, sino de igualdad, es que el 40% del Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias está integrado por mujeres, siendo también pionera en el cumplimiento del principio de equilibrio de género que se prevé en el Estatuto de las Mujeres Rurales de Castilla-La Mancha. Por otro lado, la plantilla de trabajadores de la organización está formada en un 60% por mujeres, y el Gabinete de Dirección está integrado en un 50% por hombres y mujeres.

Como parte del proceso para obtener el certificado EFR, Cooperativas Agro-alimentarias, a través de Fundación CooperActiva, ha pasado por diversas etapas: entrevistas, reuniones y procesos de verificación del grado de cumplimiento de todos los indicadores en materia de conciliación y corresponsabilidad hacia su principal activo: las personas.

El responsable técnico de la Fundación CooperActiva, Tomás Merino, ha mostrado su satisfacción por haberlo conseguido: “El camino recorrido ha sido todo un reto y finalmente en el mes de mayo lo hemos conseguido”. “La certificación EFR impulsa a nuestra Organización a seguir apostando por ello, también para que nuestras cooperativas trabajen por conseguirlo. Nuestro entorno, nuestra gente, nuestros clientes y la sociedad en general lo agradecerá”.

El modelo EFR responde a una nueva cultura socio-laboral y de carácter empresarial basada en la flexibilidad, el respeto y el compromiso mutuo con todo el equipo de trabajo. Aquellas organizaciones que poseen este certificado cuentan con una cultura empresarial donde la productividad prima sobre sistemas inflexibles, reconociendo el esfuerzo el rendimiento y la eficacia de la plantilla y trabajando siempre desde las necesidades para que cada día sea más fácil hacer compatible la vida laboral, personal y familiar.

Entre otras de las actuaciones puestas en marcha han girado en torno a ejes ligados a la calidad en el empleo, el apoyo a la familia, el desarrollo profesional y personal, la flexibilidad temporal y espacial y el avance hacia la igualdad de género. Citamos algunas medidas como seguro de accidentes 24 horas los 365 días al año, convivencias laborales, jornada laboral continuada durante el 25% de los meses del año, descansos totales o parciales en algunos festivos nacionales, mi primer día de cole, mi cumple…y muchas otras.